Como implementar el ayuno en 3 pasos y menos de 300 palabras

Con tanta información es fácil perder el foco de los puntos realmente importantes. Os dejo las tres claves ineludibles para ejecutar el ayuno intermitente:

 

AYUNAR

 


Ayunar, 14-24 horas. No nos engañemos, casi todo el mundo ayuna 8-9 horas al día desde que termina de cenar hasta que desayuna. El ayuno intermitente solamente propone alargar ese periodo un poco más, yendo desde 12 horas hasta 20 o 24 como se vio en el artículo del ayuno de 24 horas. Durante este periodo solamente se consumirán alimentos con 0kcals (té, café, agua, chicles 0kcals, etc…). Personalmente creo que mínimo son necesarias 14 horas y depende de la situación, los ayunos de 24 son una herramienta excelente.

 

COMER


Comer, 2-10 horas. Aquí empieza la fiesta. Durante este periodo de tiempo comemos el 100% de las calorías diarias ya sea en 1, 2, 3, 4 o las comidas que queráis. Yo prefiero hacer 3: pre entrenamiento/comida, merienda/post entrenamiento y cena. Hay gente que por el contrario prefiere hacer una comida gigante y hay otros que hacen una comida cada hora. No es crítico, aunque es recomendable repartir las cantidades en función de si entrenamos o no y de cuando lo hacemos.

 

CONTAR CALORÍAS


Contad siempre las calorías. Existe una mala práctica asociada al ayuno que es devastadora, y consiste en aprovechar las horas de alimentación para comer literalmente todo lo que se puede. Esto es un error de principio a fin. El ayuno solamente delimita un rango horario para comer y para no hacerlo, pero la cantidad y los macros son los mismos que si hiciéramos 8 comidas al día al estilo bodybuilding. Esto es crítico: las calorías son lo más importante en cualquier dieta.